Principios del método Pilates

Lo importante no son los ejercicios en sí mismos, ya que Josepth Pilates inventó varios pero muchos de sus discípulos los han mejorado y añadido otros. Lo verdaderamente importante son los principios que subyacen en cada ejercicio y que aplicados a nuestros gestos cotidianos nos permiten obtener el beneficio de este método en cualquier situación. Esa es una de las razones del éxito de Escuelas como Corpora Pilates, que han permitido avanzar enormemente la metodología Pilates. Esos principios han sido minuciosamente estudiados y resumidos en 6 conceptos que pueden utilizarse en casi cualquier situación:

  1. Concentración
  2. Poner atención en los movimientos durante su realización. Unir la mente con cada movimiento. Visualizar el paso siguiente para que el sistema nervioso elija la mejor combinación de músculos para realizar el ejercicio.
  3. Control
  4. Es fundamental que cada movimiento sea controlado por la mente. Sin control se llega fácilmente a ejercicios contraproducentes que pueden provocar lesiones.
  5. Centro
  6. El cuerpo humano tiene un centro físico desde el cual se realiza con facilidad cualquier movimiento. Es el “powerhouse”. Es una banda que comprende la zona abdominal debajo del ombligo, columna lumbar y glúteos. Son muchas las técnicas que procuran el trabajo de esta zona pero ninguna como Pilates la trabaja con tanta intensidad y facilidad.

    Principio del método PilatesPrincipio del método Pilates
  7. Fluidez
  8. Se busca una fluidez de dentro a fuera. Desde un centro fuerte hacia un afuera fluído.
  9. Precisión
  10. Se insiste en conseguir la exactitud del movimiento en cada uno de los intentos. De esta forma el  entrenamiento de los mismos ejercicios lleva a la perfección.
  11. Respiración
  12. Es esencial la coordinación de la respiración con el movimiento. La propuesta del Método Pilates es diferente a la habitual en la gimnasia. La mayoría de los ejercicios se inician con una inspiración antes del movimiento y se exhala el aire cuando se realiza el movimiento. De esta forma se recoge “lo bueno” con profundas inhalaciones y se expulsa la tensión con las exhalaciones durante el esfuerzo.